“Hay que trasladar a los ciudadanos que los alcaldes no pueden hacer lo que quieran y que son responsables de sus actos”

 Es uno de los ediles más veteranos de La Rioja y nos atrevemos a decir que de España, aunque su edad y su aspecto juvenil no lo harían pensar. Cuando acabe esta legislatura habrá dedicado al consistorio aldeano 32 años de su vida (24 años de alcalde y 8 más de concejal). Pero lo lleva bien. No se le percibe el cansancio casi obligado que conlleva el, a veces, ingrato oficio de alcalde; al contrario, lo asume con naturalidad y, quizás, esa actitud pueda ser la clave de su longeva vocación. Hablamos con Ángel Fernández, alcalde de Aldeanueva de Ebro, el municipio que dicen ‘de las tres mentiras’, ni es aldea, ni es nueva, ni pasa el Ebro.

 

 

 ¿De qué viven los vecinos de Aldeanueva de Ebro?

Principalmente de la viticultura. Producimos el 10 por ciento de la de uva de toda la Denominación, también de otros sectores agrarios y luego, hay fábricas del sector primario y sus derivados, principalmente, conserveras y fabricación de botes. Estimo que podamos tener un 20 por ciento de industria y un 15 por ciento del sector servicios.

¿La suave orografía y el regadío pueden ser, quizás, la clave de la exhuberancia de sus cultivos que dan riqueza al municipio?

Aldeanueva ha tenido regadíos en los últimos 25 años, antes no existían. Antiguamente, los regadíos existían en el valle profundo del Ebro, pero no arriba. La gente cogía el agua de las yasas cuando había tormentas. La situación cambió en el año 1935 con la construcción de un canal y, posteriormente, en los años 50 y 70, se hicieron elevaciones que sirvieron para que a partir de los 90, toda la extensión de Aldeanueva de Ebro fuera regadío, primero por aspersión y luego por goteo.

¿A qué se debe el nombre del pueblo?

En su origen fue una aldea que pertenecía a Calahorra, como Pradejón, Murillo, etcétera, y su nombre inicial era Aldeanueva de la Fuente, por estar cercana a los manantiales, hasta que en 1964 consiguió la independencia de Calahorra.

El enoturismo es una de las señas de identidad de Aldeanueva de Ebro. De hecho, el ayuntamiento tiene registrado este término como marca y dominio…

Así es, llevamos tiempo apostando por el enoturismo. Queremos diferenciarnos, respecto a otras zonas, por los paisajes del viñedo, más que por las bodegas, que también tenemos muchas y, aunque no todas son visitables, cada vez se están esforzando más en mejorar y abrir sus puertas. Eso hacemos en el festival Entreviñas, organizar visitas a bodegas y a viñedos.

 

VIDA, VECINOS Y MIGUEL ÁNGEL SÁINZ

¿Cuántos habitantes tiene Aldeanueva de Ebro y cómo ha crecido la población en los últimos años?

Somos 2.800 vecinos en la actualidad y hemos crecido unos 300 habitantes en los últimos 15 años.

Es uno de los municipios riojanos con más inmigración, ¿cómo es la convivencia entre aldeanos de origen e inmigrantes?

Muy bien, no hay problemas. Tenemos un porcentaje de un 15 por ciento de inmigración.

¿Cómo es un día cualquiera en Aldeanueva?

A las 6, ya empiezan a trabajar las champiñoneras, las bodegas, la Crown. Ésta, incluso, a veces, hace turno de noche. Se empiezan a oír rugir a los tractores, que tenemos unos cuantos, piensa que nuestra flota de tractores alcanza los 500. Al mediodía, los agricultores vienen a comer, aunque en invierno no paran para aprovechar la luz y alargan lo que pueden.

¿Hay paro en el municipio?

Sí, desgraciadamente tenemos una media de 115 parados con un perfil predominante de personas jóvenes con estudios superiores que no encuentra un puesto adecuado a su formación, más, luego, el paro estacional que genera la agricultura.
Me da pena porque tenemos polígonos preparados para edificar en La Rioja, pero no hay forma… Y, sin embargo, veo polígonos navarros, al lado de Aldeanueva, que veo crecer. Nosotros hemos visto los agravios fiscales con la Comunidad Foral Navarra desde hace mucho tiempo, yo creo que antes de lo que se han percibido en La Rioja alta. Yo recuerdo, que hace años, la gente, antes de morir, iba a empadronarse a Navarra para no pagar tantos impuestos en las herencias.

Cuentan con numerosas asociaciones en el municipio…

Así es, la asociación de mujeres, por ejemplo, hace muchísimas actividades. Pero también tenemos deportivas, con muchos socios.

También tenéis un calendario plagado de fiestas, o eso parece, ¿es así?

Tenemos intercesiones al trabajo (risas). Por ejemplo, las fiestas de invierno son días que, por el calendario, todo el mundo está de fiesta, ya que coinciden con Nochevieja y Año Nuevo. Tenemos, también, las de la juventud, en Mayo, que se juntan con la de San Isidro, que ha adquirido más importancia en los últimos años, por cierto, ya que a principios de los 80 no se celebraba tanto porque la viticultura no era tan importante. Entonces lo era el espárrago. Venimos a tener fiestas cada cuatro meses.

¿Qué ha significado Miguel Ángel Sáinz para Aldeanueva de Ebro?

Ha sido una gran persona y un gran artista que, desgraciadamente se fue muy joven. Justo cuando empezaba a conocerse a nivel nacional, se nos fue. Fueron pocos años pero muy intensos. Yo tenía una gran amistad con él desde los 70. Miguel Ángel tenía aquí el taller, trabajaba como los ángeles y a la gente le encantaba verle. A mí, especialmente, me gustaba ver cómo pintaba. Ha sido una suerte tenerlo y una desgracia que se fuera tan pronto.

 

VETERANIA Y OFICIO DE ALCALDE

Usted es uno de los alcaldes más veteranos de La Rioja, ¿cuántos años lleva?

Con esta legislatura, cuando acabe, 24. Más 8 de concejal y teniente alcalde, pero eso fue ayer.

En el buen sentido de la palabra, ¿se hace pesado el oficio de alcalde?

No, lo llevo bien. Tengo la gran suerte de trabajar en una empresa que me permite compaginar ambas tareas. Con los años que lleva, habrá visto una evolución importante en el oficio de alcalde y en los ayuntamientos,

¿Cómo ha visto estos cambios?

El cambio ha sido rápido pero muy sensato, en toda la comunidad, en líneas generales. Al ser una comunidad próspera no hemos tenido ese boom en el urbanismo como ha pasado en algunos ayuntamientos. El dinero puede hacer estragos, la codicia y la avaricia está en las personas…. Sin embargo, en La Rioja, creo que somos normales, como en Navarra o el País Vasco. El norte es diferente a la costa. La labor de alcalde ha evolucionado a mucho más trabajo, para conseguir lo mismo. Antes el alcalde venía un par de horas y era suficiente, ahora echas toda la mañana. Esto, por un lado, es bueno, porque hay mayor control pero, por otro lado, es desalentador porque nunca ves acabar las cosas en el tiempo que realmente se tienen que acabar.
¿Qué es lo que más le gusta y lo que menos de su oficio?

Lo que más me gusta es cumplir la planificación y hacer cosas que le gustan a la gente, y lo que menos, lo contrario, fracasar y no poder hacerlo. ¿Qué le recomendaría a un nuevo candidato que aspira a ocupar un sitio en el consistorio? Le recomiendo serenidad, lo veo en mis concejales nuevos, que cuando entran piensan que el alcalde puede hacer lo que quiera y no es cierto, el alcalde jura cumplir y hacer cumplir las normas, no otra cosa. Si hay que denunciar a alguien, por ejemplo, tiene que haber una norma anterior que lo diga, no puede ser una arbitrariedad del alcalde. Antes, el incumplimiento de estas normas era falta, y ahora, es delito, que me gusta más por la gravedad del incumplimiento.

Y, sobre todo, hacer entender a los ciudadanos que los alcaldes no pueden hacer lo que quieran y que son responsables de sus actos.

En la renovación de la FRM, ha vuelto a ser designado vicepresidente de la FRM…
Aquí soy también el más veterano, creo que llevo unos 16 años…

 

 

 

          CUESTIONARIO

¿Qué le gustaría que tuviese Aldeanueva?
Una residencia de tercera edad y una guardería.

¿Su tiempo es para usted o para los demás?
Para todos

¿Televisión o radio?
Televisión.

¿Vino o cerveza?
Depende del momento, en todo caso, no bebo mucho.

¿Patatas con chorizo o chuletas al sarmiento?
Chuletas

¿Invierno o verano?
Verano

¿Muchos amigos o pocos, pero buenos?
Amigos

¿Qué le hace llorar?
Me emociona cuando un deportista español gana una medalla
con mucho esfuerzo.

¿Y reír?
Los chistes. La comedia en el teatro, me encanta.

¿Alcalde, viticultor o maestro?
Las dos cosas. Soy consciente de que la alcaldía es provisional
y sigo trabajando en la empresa.